viernes, 13 de enero de 2017

María, obediente hasta el sacrificio


A la derecha de Cristo está asociada de modo singularísimo la Virgen María: uniendo su sí incondicional al de su Hijo Jesús y haciéndose con él obediente hasta el sacrificio… Por eso, Dios la exaltó por encima de toda criatura y Cristo la coronó Reina del cielo y de la tierra (Ángelus, 26 de noviembre 2006). 

Benedicto XVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada