viernes, 3 de agosto de 2018

¡Cuán pura el Señor te haría!

http://www.lourdes-water.org virgen de fatima

¡Cuán pura el Señor te haría!


José María Gabriel y Galán



Cosas puras he cantado,
cosas puras he sentido,
y con ellas embriagado,
como un niño me he dormido,
como un ángel he soñado.

Mas ni en mis noches divinas,
con estrellas diamantinas,
ni en mis caseras palomas,
ni en la miel de los aromas
de mis natales colinas;
ni en las puras azucenas,
ni en las fuentes de la umbria,
ni en las auroras serenas,
ni en las dulces tardes, llenas
de profunda melodía;
ni en los besos ideales;
ni en las mieles musicales
de las madres cuando cantan;
ni en las risas celestiales
de los niños que amamantan,
encontró la musa mía
pobre símbolo siquiera
que con miel de poesía
interpretarme pudiera
la pureza de María.

¿Qué nombre darte hechicero?
Nada me dice el grosero
decir del humano idioma;
ni cuando dice paloma,
ni cuando dice lucero...
Vaso de Dios, puro y fiel;
¡por ti pasó Dios, Maria!

¡Cuán pura el Señor te haría
para hacerte digna de él!...
¿Qué más decirte podría
en tu alabanza y loor,
después de decir que un día
fuiste sin mancha, ¡oh María!,
la Madre del Redentor'



No hay comentarios:

Publicar un comentario