lunes, 25 de junio de 2018

¿Cómo fue aquello, María, cómo fue?



¿Cómo fue aquello, María, cómo fue? 

Joaquín L. Ortega
  

I
¿Cómo fue aquello, María,
cómo fue?
¿Cómo sonó en tus oídos
el anuncio de Gabriel?
¿De donde sacaste un sí
tan afinado y tan fiel?
Y ¿qué te pareció el nombre
que traía el churumbel?
¿Qué sentiste en tus entrañas
al habitártelas él!
Y cuando te vio preñada
¿qué te dijo tu José?
¿Cómo fue aquello, María, 
cómo fue?

II
¡Hay que ver con qué presteza 
te fuiste para Ain Karén!
Esperabas que su primo 
saludara a tu Enmanuel 
retozando de alegría 
en el vientre de Isabel? 
!Y vaya, las alabanzas 
de tu prima, qué joyel!
“Bendita entre las mujeres”. 
Aunque lo dijo Isabel 
¿no te pareció, María, 
un requiebro de Yavé?
¡Pues anda que tu respuesta!
¿Se te ocurrió de repente 
el “magníficat” aquel?
¿Te salió de tus adentros 
o hablabas por boca de él?
¿Cómo fue aquello, María,
cómo fue?

III
Y ¿en qué pensabas, María, 
cuando llegaste a Belén? 
¿Tú hablabas con él por dentro? 
¿Tú lo sentías crecer? 
Que al ser hombre y Dios al tiempo 
¡hay que ver qué gravidezl 
Y el parto, ¿cómo fue el parto? 
¿Con qué tuvo más que ver? 
¿Con el capullo que estalla, 
con un regato al nacer 
o con el sol que amanece 
y todo se inunda de él? 
Y una vez que hubo nacido 
¿que hacíais tú y tu José? 
¿Os lo comíais a besos 
o lo adorabais con fe? 
¿Cómo fue aquello, María, 
cómo fue?

IV
Y ¿cómo fue, sobre todo, 
tras el lío de Belén 
?ángeles, reyes, pastores? 
vuestra vida en Nazaret? 
Aquellas largas jornadas,
aquel entregarse a él.
Él se agarraba a tu pecho
y tú le decías ¿qué?
Él volvía de la escuela
y ¿qué decía José?
¿De qué hablabais 
cuando hablabais?
¿En qué pensabais tú y él?
Sé que todo lo guardabas
muy dentro de tu alma fiel.
Por eso te lo pregunto
-y ya por última vez-
¿Cómo fue aquello, María,
como fue?


No hay comentarios:

Publicar un comentario