viernes, 4 de noviembre de 2016

Reina de mi corazón


Reina de mi corazón, pongo en tus manos mi suerte. 

Ni en la vida ni en la muerte me falte tu protección-
echame tu bendición dulcisima Madre mía
y haz que yo pueda algún día, mi esperanza
y mi consuelo, tras una santa agonía,
contigo volar al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada