viernes, 22 de febrero de 2013

sólo tú, Señor, aseguras mi descanso.




Me acuesto en paz y en seguida me duermo, porque sólo tú, Señor, aseguras mi descanso.
Salmo 4:9

No hay comentarios:

Publicar un comentario