sábado, 23 de febrero de 2013

Queridos amigos, que ninguna adversidad os paralice.





Queridos amigos, que ninguna adversidad os paralice. 

No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad. El Señor os ha otorgado vivir en este momento de la historia, para que gracias a vuestra fe siga resonando su Nombre en toda la tierra.

No os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe.
Benedicto XVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada