sábado, 23 de febrero de 2013

No temas, pues yo estoy contigo



Pero tú, Israel, eres mi siervo. Tú eres mi elegido, pueblo de Jacob, raza de Abraham, mi amigo,
yo te traje de los confines de la tierra. Te llamé de una región lejana, diciéndote: «Tú eres mi servidor, yo me fijé en ti y te elegí.»

No temas, pues yo estoy contigo; no mires con desconfianza, pues yo soy tu Dios; yo te he dado fuerzas,

he sido tu auxilio, y con mi diestra victoriosa te he sostenido.
Isaías 41:8-10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada