sábado, 23 de febrero de 2013

El Señor es nuestro refugio




El Señor es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre pronta en los peligros.

Por eso no tememos, aunque la tierra se conmueva y las montañas se desplomen hasta el fondo del mar;

aunque bramen y se agiten sus olas, y con su ímpetu sacudan las montañas. El Señor de los ejércitos está con nosotros, nuestro baluarte es el Dios de Jacob. 

Salmo 46:2-4

No hay comentarios:

Publicar un comentario