sábado, 23 de febrero de 2013

Conservad la llama que Dios ha encendido en vuestros corazones



Conservad la llama que Dios ha encendido en vuestros corazones en esta noche: procurad que no se apague, alimentadla cada día, compartidla con vuestros coetáneos que viven en la oscuridad y buscan una luz para su camino
Benedicto XVI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada